Seleccionar página

Es importante que sepas que nuestros pensamientos determinan en gran parte el rumbo de nuestra vida.

Al realizar cualquier proyecto de vida o alguna actividad en general, nuestros pensamientos deben ser positivos cuando hacemos las cosas, incluso cuando hay contratiempos y obstáculos que dificulten su desarrollo. Al asumir dicha actitud estaremos más cerca del alcanzar el éxito en cada una de las metas que nos propongamos. Por el contrario, cuando nuestros pensamientos son negativos, el mar de dificultades e impedimentos para lograr nuestras metas será infinito y nos costará aún más ver cumplidas cada una de ellas.

Por eso, a continuación te revelo Tres pasos que te ayudarán a superar esta influencia que te ciega completamente hacia un vida llena de prosperidad y el camino a seguir para alcanzar el éxito en todos los sentidos.

  1. El Primer Paso es evitar los pensamientos negativos, así como las frases alusivas a ellos, comúnmente repetidas por aquellas personas pesimistas. Por ejemplo: “no tengo dinero”, “el dinero no me alcanza”,  “nada me sale bien”, “yo tengo mala suerte para los negocios”, “soy muy malo en… (Área de interés)”.

Además, te recomiendo que tengas cuidado con el manejo de dos palabras muy poderosas y peligrosas, como son “SIEMPRE” y “NUNCA”, ya que dependiendo de la utilidad y el contexto que le asignemos puede generar efectos positivos o negativos.

Si vas a decirte “siempre me sale todo mal”, ten la plena seguridad que siempre será así, o si dices “nunca voy a superar mi miedo escénico”, tú mismo estás condicionando tu realidad sin pensar que puedes superar las dificultades que te impiden lograr la meta establecida o tal vez conseguir los medios necesarios para superarla.

Suena mejor si dirías “Siempre trato de buscar una solución a las cosas” o “Nunca me rindo ante las dificultades

  1. Es por eso, que el Segundo Paso consiste en estimular los pensamientos positivos. Por qué no cambiar tus frases negativas “no tengo dinero”, el dinero no me alcanza”, nada me sale bien”, “soy muy malo en…” por “trataré de buscar el dinero”, “voy a distribuir mejor mi dinero para poder solventar todos las gastos”, “Trataré de hacerlo mejor para que me salga bien” y “Buscaré ayuda profesional para mejorar mi habilidad en…o resolver la situación que tengo”.

De esta forma suena mucho mejor y como un imán atraerás las soluciones necesarias para superar las dificultades.

  1. El Tercer Paso se trata de buscar e identificar cuáles son las oportunidades y los medios que te pueden permitir hacer cumplir cada una de las frases positivas que te planteaste. En este caso sería, buscar la manera de cómo obtener mayores ingresos, sin perjudicar nada ni a nadie, tal vez hacer algún tipo de inversión puede generarte dinero pasivo, comercializar algún producto, inventar alguna franquicia.

Pon a prueba la técnica que empleaste y si te funciona es bueno que lo compartas y a su vez ayudes a otras personas que buscan superarse financieramente, así como tú lo has hecho.

También puedes buscar algún curso o taller que te permita obtener mayores habilidades en el área de interés donde requieres tener mayor conocimiento para hacer mejor las cosas.

Espero que estos tres pasos puedan ayudarte a visualizar las infinitas oportunidades que el mundo nos ofrece y recuerda que…

 “Las palabras son las herramientas más poderosas que tienen las personas

Robert Kiyosaki.